Aislamiento térmico ¿cómo elegir el más apropiado?

Repair4U - Aislamiento térmico

Un correcto aislamiento térmico de la vivienda es indispensable para una correcta climatización del interior y puede suponer un ahorro en la factura de luz o calefacción

Cualquier vivienda que se precie ha de ofrecer a sus propietarios unos interiores cálidos y acogedores. No obstante, más allá de la evocación de esos escenarios de película, es necesario que la construcción cuente con un correcto aislamiento térmico. La importancia del mismo trasciende de la mera cuestión de la temperatura interior y es que, además de evitar la pérdida de calor, el uso de los materiales apropiados puede suponer un ahorro del consumo energético que reduzca hasta un 25% la factura y, en consecuencia, también suponga una disminución del impacto ambiental.

En la práctica, los aislantes térmicos son materiales con la capacidad de oponerse, principalmente, al paso del calor a través de ellos entre ambientes que tienden a igualar sus temperaturas. La cuestión, que parece bastante lógica, entraña todo un abanico de consideraciones que van desde el escenario en el que se coloque, a los materiales elegidos pasando por los imperativos legales que han de cumplir y que vienen determinados por el llamado Código Técnico de Edificación.

El sistema elegido dependerá, en buena medida, de tus expectativas en términos de rendimiento energético, esto es, cuál es el más apropiado en función del escenario a aislar así como la fórmula perfecta para añadir mayor confort a tus interiores. Conocer las características particulares de los materiales disponibles en el mercado o saber interpretar las etiquetas, en las que no sólo vendrán recogidas cuestiones como el cumplimiento de la normativa sino también otras interesantes tales como la resistencia y conductividad térmica, la resistencia al paso del vapor de agua o su comportamiento frente al fuego, te será de gran ayuda a la hora de aislar correctamente tu vivienda.

Tipos de aislantes térmicos

El mercado ofrece diferentes alternativas en términos de aislamiento térmico aunque las propuestas se concentran en tres grandes grupos que se concretan en aislamientos minerales, sintéticos y reflexivos. Completan la oferta los llamados aislantes ecológicos, una alternativa sostenible cuyos representantes más populares son el corcho y el aislante geotextil.

Repair4U - aislante-termico-como-elegir-body

La lana de roca y la fibra de vidrio son los más conocidos en el capítulo de aislamiento térmico mineral  y, además de ofrecer una gran flexibilidad, son respetuosos con el medio ambiente y fáciles de instalar. Sobre los más frecuentes en términos de aislantes sintéticos, destacan el poliestireno expandido y extruido, versátiles en cuanto a los escenarios en los que pueden colocarse y relativamente económicos. En cuanto a materiales reflexivos, lo habitual es optar por aislantes multicapa y burbuja, perfectos para el aislamiento de cubiertas inclinadas o estructuras de pladur.

En muchas ocasiones, los aislantes térmicos actúan también como herramienta para el aislamiento acústico por lo que, si estás pensando en dar respuesta a ambas cuestiones, lo mejor es que consultes con un profesional para que te asesore al respecto de cuál es la fórmula más apropiada para conseguirlo.

¿Cómo y dónde aplicar el aislamiento térmico?

Hay dos fórmulas principales de colocar el aislamiento térmico: exterior e interior y, en ambos casos, las posibilidades son de lo más variopinto. En líneas generales, los sistemas ofrecen multitud de alternativas que se aplican en los elementos constructivos de la vivienda tales como fachadas, paredes o tabiques, cubiertas o tejados, suelos y techos.

El formato en el que se presentan los diferentes aislantes será lo que determine cómo aplicarlo aunque conviene tener en cuenta que no todas las presentaciones son apropiadas para incorporarlas en obras de rehabilitación u obra nueva. En cualquier caso, las fórmulas más comunes en que podrás encontrar los aislantes son: placas o paneles; rollos, mantas y paneles no rígidos; espuma; partículas, borra, fibras…

Junto a los materiales aislantes, propiamente dichos, si estás pensando en mejorar la climatización de tu hogar, te recomendamos que prestes atención a puertas y ventanas. A través de los accesos y conexiones con el exterior puedes perder buena parte de la temperatura interior, así como sufrir las consecuencias del calor asfixiante del verano. Por eso, es importante elegir, por ejemplo, unas ventanas apropiadas o proteger correctamente tus puertas.

Otros trucos para hacer tu casa más cálida y acogedora

Utiliza alfombras

Realiza un mantenimiento apropiado

Coloca cortinas en las ventanas

Instala luces cálidas

Apuesta por tonos cálidos

Textiles en fibras naturales

Suelos de madera

Cuida la decoración

 En Repair4U encontrarás el asesoramiento profesional que necesitas para  hacer de tu casa un hogar acogedor, cálido en invierno y fresco en verano. ¡Infórmate!