¿Cambiar el parquet o barnizar y acuchillar?

Repair4U - ¿Cambiar el parquet o barnizar y acuchillar?

Los suelos de parquet tienen muy buena restauración y, con un mantenimiento apropiado, pueden mantener su esplendor del primer día durante años

Los suelos de parquet han sido, durante décadas,  reyes indiscutibles en diseño y decoración de interiores. La calidez que trasladan a todo tipo de ambientes, así como la evolución del sector que ha propiciado su presencia, incluso, en baños y cocinas, hacen de él un pavimento tremendamente atractivo. Su mantenimiento, eso sí, implica ciertas atenciones que otras propuestas no requieren aunque, el balance final entre dedicación y resultados, merece la pena.

Más allá de la tarea de acuchillar el parquet, algo recomendable, al menos, una vez cada diez años, existe un amplio elenco de productos para limpiar el parquet  o restaurarlo capaces de devolverle el esplendor del primer día y evitar tener que cambiarlo. Eso sí, dada la materia prima que da vida a los suelos de parquet, conviene dejarse asesorar por un profesional a la hora de lijar y barnizar el parquet o, sencillamente, cuando nos enfrentamos a la tarea de quitar manchas difíciles de su superficie.

¿Te asalta la duda entre cambiar o acuchillar el parquet de tus habitaciones? Aquí van algunas claves que pueden ayudarte a inclinar la balanza definitivamente.

 

Suelos de parquet: las claves para una correcta reparación de parquet

Repair4U - Máquina profesional para acuchillar parquet

Hay muchos factores que pueden amenazar el status quo de tus suelos de parquet aunque, sin  duda, las manchas, los arañazos o la pérdida de brillo son los más frecuentes. Cada escenario requiere de un proceso de reparación del parquet diferente y es que, en muchas ocasiones, no es necesario sustituir este pavimento, pudiendo incluso barnizar el parquet con algún tinte para darle un aspecto totalmente renovado una vez acometida la restauración. ¿Quieres saber cómo devolverle el esplendor a tus suelos de parquet? Toma nota:

- Reparar arañazos del parquet:

El mercado ofrece multitud de productos especialmente indicados para reparar los arañazos del parquet. En la práctica, se aplica sobre el mismo una pasta a base de sellador y serrín o cera. Después de secar hay que lijar el  parquet para que la superficie quede homogénea. Si se trata de reparar el parquet levantado, generalmente, es suficiente con quitar la tabla en cuestión y volver a colocarla (aplicando un pegamento especial) respetando las juntas de dilatación.

- Cómo quitar manchas del parquet:

El mejor aliado para quitar las manchas del parquet es el tiempo y es que, cuanto más recientes sean, más fácil será eliminarlas. En el caso de manchas oscuras (por pisadas o muebles), la goma de borrar puede ayudarnos aunque, en el caso de manchas de grasa, un remedio casero interesante es aplicar polvos de talco, dejarlo actuar, retirar posteriormente con un paño y aplicar cera. No obstante, siempre puedes consultar a tu experto de confianza sobre los productos para limpiar parquet que mejor se adapten a tus necesidades.

- Acuchillar parquet:

Cuando el estado del suelo de parquet muestra un deterioro considerable o, sencillamente, ha cumplido ya una o varias décadas, conviene acuchillar el parquet. La tarea, una técnica que empezó siendo artesanal y hoy cuenta con máquinas capaces de lijar el parquet en un abrir y cerrar de ojos, permite una restauración total de la superficie. Pulir la superficie devuelve al suelo un aspecto homogéneo, libre de arañazos y manchas, completándose con la tarea de barnizar el parquet que, entre otras cosas, es el momento perfecto para cambiar su color si estamos cansados de su aspecto original.

Cuidados del parquet

Los suelos de parquet no escapan a los estragos del uso o el paso del tiempo. Sin embargo, es un tipo de pavimento que ofrece innumerables bondades (al margen de la capacidad de restauración comentada) y con un buen mantenimiento, su aspecto cálido y acogedor puede mantenerse durante mucho tiempo como el primer día. Para ello hay que poner en  práctica ciertas recomendaciones que hacen bueno aquello de ‘más vale prevenir que curar’, cuestiones que tienen que ver con la limpieza o los cuidados básicos.

En lo que tiene que ver con la limpieza de los suelos de parquet las atenciones encuentran en las mopas a grandes aliadas a la hora de eliminar el polvo de la superficie. Además, conviene emplear productos para limpiar el parquet apropiados y, siempre que se friegue, conviene hacerlo con cautela ya que un exceso de agua puede ir en contra del objetivo deseado y terminar por deteriorarlo.  En caso de que se produzca alguna mancha hay que tratar de eliminarla antes de que seque sobre la superficie ya que, de otro modo, causará estragos.

Entre los trucos para un mantenimiento apropiado, cuestiones como evitar pisar con tacones, proteger la superficie de arañazos o golpes causados por el mobiliario colocando tapas o fieltros en las patas así como evitar los cambios bruscos de temperatura o la incidencia directa del sol, son aspectos básicos a tener en cuenta.

En cualquier caso, ante manchas difíciles, deterioro o pérdidas de brillo, lo mejor es dejarse asesorar por un experto en la materia que dará con la solución más acertada tanto si se trata de reparar el parquet, como si requiere de una sustitución del mismo.

Recibe presupuesto gratuito para las reformas y reparaciones de tu hogar.

Pide presupuesto gratis