Cómo arreglar el mecanismo de una cisterna estropeada

Repair4U - Mecanismo de cisterna estropeada

Filtraciones y escapes de agua son dos de las averías más frecuentes que afectan a este mecanismo de uso habitual en el baño

Apenas cae durante unos segundos pero su sonido es inconfundible y es que, el agua que proporciona la cisterna es uno de los mecanismos que, con el paso de los años, se ha vuelto imprescindible en el baño. Aunque muchos tienen en el imaginario reciente la figura de los míticos orinales, hoy en día es raro encontrarlos en el hogar como método para evacuar las necesidades más primarias. El inodoro está más que integrado en el diseño de baños y, con cambios en términos de diseño o ubicación, la cisterna es su fiel compañera aunque su mecanismo también es uno de los componentes que con mayor frecuencia suele verse afectada por el uso y desgaste que impone el implacable paso del tiempo.

Su definición más purista dice de ella que es el depósito de agua del inodoro, una acepción que se materializa en un mecanismo convertido en el elemento que permite ‘tirar de la cadena’. Sometida al trasiego de constantes descargas, la cisterna puede verse afectada por distintos problemas de mayor o menor envergadura, afecciones que, en cualquier caso, puedes tratar de resolver tú mismo o dejar en manos de un fontanero profesional.

La cisterna, tan sencilla como necesaria

La evolución en el diseño ha supuesto una transformación en el mercado de los inodoros y, en consecuencia, también en las cisternas. Frente a los antiguos modelos altos, las soluciones más modernas apuestan por cisternas bajas u ocultas que aportan a la funcionalidad de la pieza, un componente estético. No obstante, también añaden mayor o menor complejidad no sólo a su mecanismo sino también a la posibilidad o no de realizar una reparación en caso de avería.

Para arrojar algo de luz acerca de la cuestión de si lanzarse a poner a prueba tu espíritu manitas o contactar con un experto para ahorrar tiempo y esfuerzo, lo mejor es tener claros algunos conceptos. El principal es que el mecanismo de la cisterna del inodoro no es otra cosa que la pieza que permite regular el llenado y vaciado de la misma. En este sentido, consta de dos elementos fundamentales, cada uno de los cuales puede presentar sus propias averías: la válvula de llenado y el mecanismo de descarga o descargador que, a su vez, contarán con distintos componentes aunque, en la práctica, funcionan de manera similar. Eso sí, a la hora de elegir uno u otro si es necesario sustituirlo, optar por el más sencillo suele ser sinónimo de reducir problemas futuros y facilitar la reparación en caso de nueva avería.

Problemas frecuentes y soluciones

El uso es el mayor enemigo del mecanismo de la cisterna que, a la larga, puede presentar averías en alguno de sus componentes. Los problemas más frecuentes referidos a este elemento del inodoro se concretan en:

  • La cisterna no para de tirar agua: Es una de las averías más frecuentes y, en función de si sobrepasa la descarga o no se llena completamente, el problema estará localizado en un componente u otro. Si quieres repararlo tú mismo habrás de desmontar la tapa del inodoro y comprobar la situación. En caso de que el desbordamiento sea consecuencia de una sobrecarga, el problema estará en la válvula de llenado mientras que si no llega al nivel normal, puede que la avería esté localizada en la junta de la válvula de descarga. La solución pasa por sustituir los componentes o, en su defecto, cambiar el mecanismo entero.

  • Fugas por las juntas de sujeción: Otro de los elementos habituales que puede verse afectado por pequeñas fugas son los puntos de unión entre la propia cisterna y el inodoro. El desgaste de tornillos, juntas y otros pequeños componentes son causa frecuente de filtraciones que requerirán de un cambio urgente.

  • Llave de paso o latiguillo: Una llave inglesa, teflón y una pieza nueva será todo lo que necesites si tu problema está en la llave de paso o el latiguillo que, en cualquier caso, habrás de sustituir. Aunque su instalación no resulta demasiado complicada, un error, por mínimo que sea, puede suponer que la avería siga presente, con la consecuente pérdida de agua y su reflejo en la factura por lo que, si tienes dudas, lo mejor es contactar con profesionales.

Las pequeñas reparaciones constituyen un universo muy seductor para quienes, envalentonados por la aparente sencillez de la tarea y armados con las impolutas  herramientas que custodian a buen recaudo, se aventuran en la tarea. No obstante, tras esa fingida facilidad puede esconderse una avería que requiera de los servicios de un profesional experto. En Repair4U encontrarás los mejores fontaneros para resolver rápida y eficazmente cualquier avería en el mecanismo de tu cisterna. 

¡Pide presupuesto sin compromiso!