Cómo decorar tus paredes con papel pintado

Repair4U - Decorar paredes con papel pintado

Descubre los mejores consejos para colocar o quitar papel pintado de tus paredes y todas las posibilidades decorativas que ofrece este tipo de revestimiento

La decoración y diseño de interiores convierte las paredes en auténticos lienzos en blanco. Las alternativas para dotar a estos elementos constructivos de una personalidad única son muy variadas y, entre todas ellas, el papel pintado ocupa un lugar destacado. Esta tendencia ha sufrido numerosas transformaciones a lo largo de la historia, llegando incluso a entrar en una especie de fase de hibernación como consecuencia del incremento de la popularidad de otras alternativas y materiales.

Sin embargo, la evolución de los diseños, materiales y estampados han dado como resultado un resurgir del gusto por decorar las paredes con papel pintado. Y no es para menos. Entre las aplicaciones prácticas que tiene el empleo de este revestimiento puedes encontrar maximizar la percepción visual haciendo que tus habitaciones parezcan más grandes, resaltar una o varias paredes, aportar calidez a los ambientes e, incluso, transformar una vieja estantería en un elemento lleno de encanto gracias a un telón de fondo espectacular.

¿No sabes por dónde empezar? Los comienzos siempre son duros pero nuestros profesionales pueden ayudarte a conseguir los mejores resultados. Además, si quieres conocer las claves para colocar o quitar el papel pintado de tus paredes correctamente sólo tienes que seguir leyendo.

Cómo colocar papel pintado

La premisa básica sobre la que debes asentar la instalación del papel pintado en tus paredes es colocarlo sobre una superficie totalmente lisa. El gotelé, los desconchones o similares pueden ser fatales para el efecto final de modo que, antes de ponerte a empapelar cualquier habitación, habrás de preparar las paredes eliminando los revestimientos anteriores o reparando las posibles imperfecciones. También es importante que leas bien las etiquetas y  calcules correctamente los rollos de papel que necesitarás antes de ponerte manos a la obra así como hacerte con los útiles necesarios para no tener que someter el proceso a pausas que dilaten la instalación.

Una vez hecho esto ¿cómo colocar el papel pintado?

    1. Punto de partida: Un buen comienzo es fundamental para que tus paredes queden perfectamente empapeladas de modo que, asegúrate de que el primer pliego quede recto (de lo contrario será complicado solventar las deficiencias al final). Una línea vertical marcada en la pared te servirá como guía y, a partir de ahí, podrás empezar a encolar la pared. Un buen truco para arrancar es que enrolles el papel en sentido contrario al que viene te facilitará la instalación y minimizará esfuerzos.
    2. Aplicación:: ¿Preparado? Empieza colocando el papel pintado en la parte alta de la pared y ve desenrollando poco a poco, pasando un cepillo por la superficie para que se adhiera correctamente y no queden arrugas.
    3. Puertas y ventanas: En caso de que tus paredes tengan puertas o ventanas, para salvar estos elementos que dejar un margen de entre dos y tres centímetros sobre puesto en los marcos y eliminar el excedente después con un cúter o tijera. Lo mismo tendrás que hacer cuando llegues al rodapié.
    4. Uniones: Cuando tengas que unir dos pliegos evita siempre que se solapen ya que, de otro modo, podrían despegarse con el tiempo. Es mejor que los coloques con un espacio intermedio y vayas uniéndolos poco a poco. Aplica cola suficiente en las juntas (si manchas la cara vista del papel podrás eliminarla con un trapo húmedo) y pasa un rodillo por las mismas para garantizar que queden imperceptibles.
    5. Paciencia: Una vez hayas concluido, recuerda dejar secar el tiempo recomendado por los fabricantes. Lo normal es que en un plazo de cuatro a seis horas estés disfrutando de tus paredes decoradas con papel pintado.

Cómo eliminar el papel pintado de las paredes

Si la instalación del papel pintado en las paredes te parece asequible, retirarlo es aún menos complejo. La clave está en humedecerlo lo suficiente para que se despegue, un proceso que habrás de realizar de abajo hacia arriba. En cualquier caso, hay varias fórmulas que puedes emplear para ello aunque las más populares son:

  1. Agua con jabón: Seguramente sea el método más económico ya que basta con tener un cubo de agua y jabón e ir aplicándolo sobre la superficie con un rodillo hasta que veas que puedes empezar a retirar tu viejo papel pintado. La ayuda de una espátula no te vendrá mal.
  2. Temple: Es una alternativa más cuidada aunque igualmente sencilla porque el mecanismo es como el anterior. Puedes valerte de un lápiz para agujerear la superficie facilitando que el producto penetre en el adhesivo y te resulte más fácil retirarlo.
  3. Decapante a vapor: La opción más profesional. Se trata de una máquina que transforma el agua en vapor que, mediante una especie de plancha, se aplica sobre la pared para ir retirando poco a poco el papel pintado.

Lo cierto es que, aunque eliminar el papel pintado de las paredes es una tarea que, a priori, puede resultar sencilla, a veces no disponemos del tiempo ni los conocimientos necesarios para alcanzar nuestro objetivo con éxito. Tanto si estás pensando en sustituir tu viejo papel tapiz por otras propuestas decorativas como si, sencillamente, no sientes excesiva devoción por el Do it yourself, en Repair4U encontrarás a los mejores profesionales para que tus paredes luzcan un aspecto radiante.

¡Solicita presupuesto sin compromiso!

Repair4U - Como retirar papel pintado de las paredes

Recibe presupuesto gratuito para las reformas y reparaciones de tu hogar.

Pide presupuesto gratis