Cómo reparar grietas en las paredes y por qué surgen

Repair4U - Cómo reparar grietas en las paredes

Las grietas y fisuras en las paredes de cualquier construcción son un síntoma que evidencia problemas cuya gravedad varía en función de su origen

Su estética es inconfundible y es que lo mismo atraviesan la fachada de un edificio que colonizan una pared interior salpicando de inquietantes trazos los muros de una vivienda. Grietas y fisuras son algunos de los problemas que más preocupaciones despiertan entre aquellos propietarios que presencian atónitos cómo sus paredes se resquebrajan. La ubicación y el origen de estas ‘heridas’ en las paredes son fundamentales para determinar la gravedad de las mismas y poder poner soluciones antes de que la cuestión pase a mayores.

No obstante, ambos conceptos se refieren a cosas distintas y es que, mientras las fisuras no revisten peligro en la estructura, más allá de una cuestión estética; en el caso de las grietas, se trata de líneas más profundas que sí dañan elementos estructurales y, en consecuencia, pueden resultar más peligrosas.

En la práctica, unas y otras suponen una llamada de atención, una señal de alarma con la que detectarás que algo no va bien. Es importante que tengas claro cuándo aparecieron y observes su evolución: si crecen, se abren (o se cierran) o si puede haber algún factor desencadenante, cualquier cosa que te ayude a saber más del problema y que pueda ser relevante a la hora de que los profesionales te faciliten la mejor solución, una tarea en la que conocer el origen de las grietas es fundamental.

Dónde y por qué

Las grietas pueden aparecer en cualquier momento y, prácticamente, sobre cualquier elemento de la construcción. Lo más habitual es detectarlas en escenarios tales como la pintura (antiestéticas pero sin  peligro), en la mampostería o en la estructura (estas últimas más peligrosas por ser más profundas y evidenciar problemas en la construcción).

Las causas son muy variadas aunque, en el caso de las fisuras, lo habitual es que se produzcan por daños ocasionados por golpes o portazos, la mala calidad del yeso e, incluso, movimientos diferenciales entre elementos. Sin embargo, existen otros motivos que pueden hacer necesaria la intervención de un profesional para solventar el problema y entre los que, frecuentemente, se encuentran:

  • Mala calidad de los materiales: Ahorrar en este capítulo puede ser el origen de la aparición de grietas y fisuras por lo que conviene conocerlos antes de ejecutar cualquier obra.

  • Esfuerzos higrotérmicos: Las gritas y fisuras aparecen por la dilatación y contracción de los materiales ante los cambios de temperatura o humedad.

  • Errores de cálculo: Son fatales para cualquier construcción ya que pueden ocasionar sobrecargas y, en consecuencia, la aparición de grietas en los elementos estructurales.

Fórmulas para reparar grietas superficiales en las paredes

- Reforma: Si estás dispuesto a renovar tu hogar, la necesidad de tener que reparar una fisura es un momento más que apropiado. Puedes picar todo el yeso y sanear todo el muro eliminando por completo cualquier rastro de la antiestética línea que colonizaba tu pared.

- Repara la zona: Para corregir únicamente la zona afectada, bastará con que piques alrededor de la grieta en cuestión, tapes con yeso y apliques pintura. Si no dispones de los conocimientos necesarios, no te vendrá nada mal contar con un profesional de la albañilería. 

- Pintura: Cuando la fisura no es demasiado pronunciada puedes optar por repararla aplicando pintura elástica, esto es, un tipo de pintura especial anti fisuras.

Prevenir y solucionar

La mejor forma de evitar las preocupaciones derivadas de la aparición de grietas es prevenirlas. Esta tarea está relacionada con la labor de los profesionales que, en la práctica, son quienes habrán de velar porque la construcción de la vivienda en cuestión se ejecute con todas las garantías. Contar con expertos del sector es fundamental para minimizar las posibilidades de tener que hacer frente a estas incómodas invitadas.

No obstante, si el problema se ha materializado, no te la juegues. Arreglar las grietas en las paredes puede ser una tarea sencilla, en el caso de ser fisuras, o una cuestión que requiera de conocimientos técnicos especializados. En el primero de los escenarios, bastará con que elimines la pintura y el enlucido que rodea la grieta superficial y apliques nuevamente la cubierta y una capa de pintura. Sin embargo, si se trata de una grieta profunda, la evaluación de un profesional no será una opción sino una necesidad ya que puede estar en riesgo la seguridad de tu hogar. Contacta con los expertos de Repair4U ¡y recupera la tranquilidad!

Recibe presupuesto gratuito para las reformas y reparaciones de tu hogar.

Pide presupuesto gratis