Consejos de mantenimiento para electrodomésticos básicos

Repair4U - Al no mantener un constante mantenimiento de los electrodomesticos estos pueden estropearse o empezar a desprender olores desagradables

La vida útil de lavadora, lavavajillas o frigorífico puede alargarse fácilmente con un mantenimiento regular

El hogar está lleno de pequeños recursos creados para hacernos la vida más fácil. Ese es, precisamente, el cometido principal de muchos de los electrodomésticos que forman parte del inventario natural de cualquier casa que se precie. Ubicados fundamentalmente en la cocina, lavadora, lavavajillas, frigorífico, horno o microondas componen buena parte del catálogo de electrodomésticos básicos de la casa. Aportan funcionalidad a la esencia propia de un espacio que, pese a ganar popularidad como punto de encuentro, sigue siendo uno de los escenarios de trabajo por excelencia.

Propiciar que sus prestaciones no sucumban al desgaste propio del uso y el paso del tiempo puede ser tan sencillo como llevar a la práctica algunos consejos de mantenimiento básicos. Lo contrario puede traducirse en averías, deterioro o mal funcionamiento de los aparatos que, según cuál sea su papel dentro del conjunto, pueden alcanzar precios considerables. 

Frigorífico 

Atrás quedaron los años de fresqueras y ventanas como aliadas de la conservación de los alimentos. Hoy en día cuesta imaginar una casa que no cuente con un frigorífico de mayor o menor tamaño. Su mantenimiento es vital, no sólo para garantizar su funcionalidad, sino para evitar que una avería se lleve por delante el avituallamiento semanal. ¿Cómo acometerla?

- Limpieza: paredes, cajones de verduras y puertas lucirán siempre impecables si, con cierta regularidad, aplicas una mezcla de agua y vinagre blanco.

- Optimiza su rendimiento: basta con que no sobrecargues o infrautilices su capacidad para que los componentes que regulan la temperatura no tengan que realizar sobreesfuerzos innecesarios. Además de alargar su vida útil ahorrarás en la factura de la luz.

- Olores: Un poco de bicarbonato o un trozo de apio te ayudarán a eliminar los malos olores.

- Evita la acumulación de hielo.

Lavadora 

Otro de los electrodomésticos básicos desde hace décadas es la lavadora. Su mantenimiento no resulta complicado pero es necesario prestarle ciertas atenciones para que un pequeño problema no se traduzca en una gran avería. Aquí tienes algunas recomendaciones:

- Mantén limpio el filtro: una de las causas más habituales del mal funcionamiento de este aparato tiene que ver con la acumulación de suciedad en el filtro. Para eliminarla basta con lavarlo con agua fría y armarse de fregona o toallas para que, al retirarlo, podamos recoger el agua que, a menudo, queda en el compartimento tras los lavados en caso de estar atascado.

- Mantén en buen estado la goma del tambor: un sencillo paño húmedo te ayudará con la limpieza aunque, si está deteriorada, lo mejor es que contactes con un profesional para que la sustituya correctamente.

- Limpia el cajetín de suavizante y detergente.

- Utiliza productos anti cal: en caso de que el agua sea muy dura, es posible que se acumule y dañe la resistencia de tu lavadora.

Lavavajillas

No siendo imprescindible, lo cierto es que el lavavajillas se ha convertido en uno de los electrodomésticos básicos de muchos hogares. Su mantenimiento es sencillo y, con apenas unos trucos, podrás mejorar su rendimiento:

- Filtro: como en el caso de la lavadora hay que limpiarlo con regularidad.

- Olores: dado que su interior suele ser residencia de restos de comida y similares, es posible que, en algún momento sufras malos olores. Para eliminarlos coloca medio limón en su interior y sustitúyelo en dos o tres lavados.

- Limpieza: mantén limpio el interior del aparato y sigue las recomendaciones del fabricante en cuento a productos específicos tales como abrillantador, sal o soluciones anti cal.

Horno y microondas

Son aparatos independientes pero ambos se han ganado un lugar en la cocina. Su funcionalidad está de sobra constatada y, al contrario que lavavajillas o lavadoras, su mayor enemigo no es el agua (más allá de que si cae en sus circuitos pueda ocasionar un corto) sino la grasa y la suciedad. Por eso, las tareas de mantenimiento básicas en ambos aparatos se centran en este capítulo.

- Horno: Existen productos específicos para la limpieza del mismo pero algunos de ellos pueden resultar irritantes para las personas o el medio ambiente. La alternativa pasa por acometer la limpieza tras cada uso y utilizar remedios naturales como agua y bicarbonato.

- Microondas: Un tupper con agua y vinagre, calentar un par de minutos y pasar una bayeta son todo lo que necesitas para eliminar la suciedad de tu microondas, la mejor manera de evitar que la acumulación de grasa dañe sus componentes.

Los profesionales de Repair4U pueden ayudarte tanto si hay avería como si necesitas una limpieza en profundidad. Si la situación ha pasado a mayores, solicita presupuesto sin compromiso y, si aún estás a tiempo de ‘prevenir antes que curar’ no olvides poner en práctica sencillos consejos para electrodomésticos básicos.

Recibe presupuesto gratuito para las reformas y reparaciones de tu hogar.

Pide presupuesto gratis