Consejos para elegir la pintura de nuestra casa

Repair4U - Consejos para elegir la pintura de nuestra casa

Pintar las paredes continúa siendo una de las fórmulas más populares y versátiles para decorar el hogar con estilo

Los colores inspiran sensaciones. Es una realidad tan evidente como que el sol sale por el este y se pone por el oeste. Su dimensión psicológica no es, sin embargo, el único aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir la pintura de la casa y es que, en función de los acabados, tonos o composición, puede potenciar o subsanar diferentes aspectos del universo del diseño y la decoración de interiores. Dar con la elección perfecta puede marcar la diferencia entre conseguir ambientes acogedores y atractivos o no despertar en absoluto el interés de quienes contemplan la escena.

Potenciar la luminosidad de las habitaciones, hacer que parezcan más amplias, imprimir carácter, subir la temperatura y hasta imitar otros materiales son sólo algunas de las bondades de los diferentes tipos de pintura para el hogar. La amplia oferta al respecto, abruma, aunque con el asesoramiento de un profesional, los resultados estarán siempre a la altura de las expectativas. ¿No sabes por dónde empezar? ¡Aquí van algunos consejos para elegir la pintura perfecta de la casa!

Define tus objetivos

El primero de los consejos para elegir la pintura de nuestra casa no podía ser otro: define tus objetivos. No se trata sólo de saber si vas a aplicar la pintura en el exterior o el interior de tu hogar, sino de acotar los efectos que pretendes conseguir con la misma. No es lo mismo solventar problemas de humedades que tratar de crear una atmósfera acogedora o mejorar la luminosidad de una estancia. En función de lo que persigas, irás definiendo con más exactitud cuál es la mejor opción, una tarea en la que un pintor profesional  puede ayudarte.

La elección del color

Una de las primeras cuestiones que todo mortal se plantea a la hora de elegir la pintura de la casa es qué color es el más apropiado. La psicología del color atribuye a las diferentes gamas cromáticas ciertas propiedades que van desde la serenidad y frescura propias de los tonos verdes o azules, a la imaginación y la creatividad que despiertan los espacios vestidos de amarillo, la elegancia del gris o la calidez de estancias rojas y naranjas.

Pero más allá de los sentimientos que inspire, el color de la pintura puede tener otros efectos. Los tonos claros, por ejemplo, son ideales para hacer que los espacios se perciban como más amplios y ganen en luminosidad mientras que, los tonos intensos, pueden ser una opción perfecta para estancias en las que, la incidencia de la luz, pueda llegar a saturar.

Otros factores a tener en cuenta

Para no errar en la elección de la pintura para la casa conviene que tengas una visión de conjunto y es que, si bien es cierto que cada elemento es independiente, las paredes no actúan solas (en términos de decoración de interiores). La clave está en alcanzar la armonía entre mobiliario, suelos, paredes y accesorios. Crear contrastes o mantener una única paleta cromática es una elección personal aunque, si tienes dudas, lo mejor es hacer pequeñas pruebas que te ayuden a desempatar.

El capítulo de los acabados también resulta interesante. Mientras que un efecto brillo aportará luminosidad pero también dejará más en evidencia los posibles desperfectos de tus paredes, los acabados mate no reflejarán demasiado la luz por lo que, si te seducen, mejor que los reserves para estancias bien iluminadas. La pintura satinada, por su parte, es una solución intermedia ideal para habitaciones de uso habitual ya que es fácil de limpiar.

Tipos de pintura

Al margen del color o los acabados, conviene saber que existen distintos tipos de pintura con propiedades diferentes que las convierten en más o menos apropiadas para unas habitaciones u otras. Las pinturas plásticas son unas de las más populares en interiores y es que, además de un rápido secado, tienen un buen rendimiento y son fáciles de limpiar. Las acrílicas, por su parte, son una opción más resistentes aunque desprenden un olor muy fuerte y tardan más en secar. Se utilizan sobre todo en cocinas y baños aunque, en estas habitaciones, no está de más apostar por tipos específicos de pintura antihumedad.

Completando la oferta también puedes encontrar pinturas decorativas (las más populares con efecto estuco o mármol) o ecológicas (formuladas a base de componentes de baja emisión que permiten, entre otras cosas, que las paredes transpiren.

Trucos para pintar las paredes

No podíamos despedir esta guía de consejos útiles para elegir la pintura de la casa sin añadir algunos trucos y es que, una vez decidido el tipo, color y acabado llega lo más importante: su aplicación. ¡Toma nota!

      1. Ampliar espacios: Emplear un tono oscuro entre dos paredes blancas o en tonos claros hará que ambas se separen visualmente y, en consecuencia, cualquier habitación parezca más grande.
      2. Rayas: Las líneas horizontales provocan también un efecto de amplitud visual, mientras que las verticales te ayudarán a hacer que tus estancias se alarguen en altura.
      3. Techos claros: Pintar el techo en un tono más claro que las paredes también hará que se eleve visualmente.
      4. Mimetiza los muebles con las paredes: Si quieres alcanzar la armonía perfecta y hacer que, por ejemplo, un armario a medida o una librería se fundan con las paredes dales el mismo color a tus muros.

¿Tienes claro cuál es la mejor elección de pintura para tu hogar? Contacta con nuestros profesionales y solicita presupuesto sin compromiso.

Recibe presupuesto gratuito para las reformas y reparaciones de tu hogar.

Pide presupuesto gratis