¿Cuánto cuesta pintar una casa?

Repair4U - Cuanto cuesta pintar una casa

A la hora de calcular el presupuesto para la pintura de tu hogar habrás de tener en cuenta factores como la superficie, el estado de las paredes o el tipo de pintura

Pintar una casa es una de las transformaciones más frecuentes a las que pueden someterse los interiores del hogar. Ya sea por el desgaste propio del paso de del tiempo, el cambio en las tendencias, problemas de humedades o, sencillamente, la necesidad de darle un nuevo aire a tus habitaciones, armarse de brocha y rodillo es una tarea relativamente habitual en términos de decoración.

Y es que, un hogar es mucho más que un mero espacio en el que organizar tus pertenencias. Tu casa es ese lugar al que volver después de un día duro de trabajo, el rincón de paz en el que disfrutar de la soledad, el escenario donde vivir momentos inolvidables en compañía de los tuyos… Es, precisamente, en esa sucesión de experiencias donde reside la importancia de la decoración de tus interiores, una cuestión al respecto de la cual, paredes y techos tienen mucho que decir.

Pero ¿cuánto cuesta pintar una casa? Para empezar hay que decidir cuál es el espacio que quieres renovar: ¿una habitación? ¿El salón? ¿La fachada? A partir de ahí existen varios factores que pueden suponer cambios en el presupuesto. ¡Toma nota!

1. La pintura

Es uno de los factores principales a tener en cuenta a la hora de calcular cuánto cuesta pintar una casa. Su importancia en el montante final no se limita, únicamente, a la cantidad de material que vayas a utilizar sino a otra serie de cuestiones que tienen que ver con las propiedades, colores o acabados. En este sentido ten en cuenta:

  • Tipo de pintura: Tanto la calidad como la composición de la pintura tienen una influencia directa sobre el precio final de la misma. Existen multitud de alternativas en función del espacio o las peculiaridades del espacio a pintar. La pintura plástica, antihumedad o todas aquellas con unas propiedades especiales, aumentarán la inversión a realizar aunque, si trabajas con profesionales, siempre puedes optar por comprar tú los materiales para ajustar aún más el presupuesto.
  • Colores: Aunque no es un factor especialmente relevante en términos de presupuesto, cambiar el color de las paredes puede suponer un sobre coste, máxime si se trata de pasar de tonos oscuros a otros más claros. La razón tiene que ver, básicamente, con el hecho de que una transformación así implicará más tiempo, esfuerzo y cantidad de pintura que si, en origen, las paredes fueran blancas.
  • Acabados: Darle un efecto especial a tus paredes es otro de los factores que influyen a la hora de calcular cuánto cuesta pintar un piso. Los detalles requieren tiempo ya que suponen un trabajo más delicado pero, más allá de un acabado estucado, por ejemplo, optar por tonos diferentes en las paredes de una misma habitación o entre ellas y el techo, también puede aumentar la inversión final.

2. Superficie y condiciones particulares

El espacio es, con diferencia, uno de los factores que más afecta al presupuesto. En líneas generales, el precio se establece en relación a los metros cuadrados sobre los que hay que actuar por lo que, no es lo mismo pintar un salón de 20 metros cuadrados, que toda una vivienda de 100 metros cuadrados. Además, incluir la pintura de puertas, ventanas o techos es otra de las cuestiones que puede variar el coste final.

También puede tener efectos sobre el precio el hecho de que las estancias estén o no amuebladas ya que, si están vacías, el tiempo que habrá que invertir en la tarea será menor y, en consecuencia, también lo será el presupuesto.

3. Estado original de las paredes

Tanto si estás decidido a pintar la casa por tu cuenta como si vas a contar con profesionales, el estado original de las paredes es otro de los aspectos que afectarán al coste de la intervención. Las humedades, grietas o desperfectos pueden hacer necesaria la intervención de un experto  que, en cualquier caso, añadirá un capítulo más a las labores de pintura. Lo mismo ocurrirá si estás pensando en eliminar el gotelé o el papel pintado anterior. Esos trabajos extras afectarán directamente al presupuesto.

4. Otros factores

Para responder ajustadamente a la cuestión de cuánto cuesta pintar una casa, no está de más que incluyas en tus previsiones otros factores tales como la ubicación de la vivienda (en función de la ciudad en la que vivas los precios de materiales o servicios profesionales pueden variar) o los plazos. Si estos últimos son ajustados o inamovibles es posible que impliquen un presupuesto más abultado aunque, si tienes dudas, lo mejor es consultar con un   pintor experto

Trabaja con profesionales

Seducido por la satisfacción que supone ver los resultados con sello personal, es posible que decidas pintar la casa tú mismo pero has de saber que trabajar con buenos profesionales te ahorrará tiempo y esfuerzo.

En Repair4U encontrarás el asesoramiento experto que necesitas para valorar todas las alternativas así como la fórmula más adecuada para llenar de encanto cualquier estancia. ¡Solicita presupuesto sin compromiso!

Recibe presupuesto gratuito para las reformas y reparaciones de tu hogar.

Pide presupuesto gratis