Decoración industrial para tu casa

Repair4U - Decoración industrial para tu casa

El diseño industrial apuesta por la materialidad de los ambientes dando protagonismo a las paredes de ladrillo, el hierro forjado o la madera natural

Las tendencias en decoración van y vienen pero cuando una te cautiva, da lo mismo el tiempo que pase, será la mejor manera de imprimir carácter a tus interiores por mucho que pasen los años. El diseño industrial es una de esas ‘modas’ que llegó para quedarse. Lo que surgió al albor de la reconversión de viejas fábricas en soluciones habitacionales para quienes no podían asumir el alquiler en la ciudad de New York allá por los años 50, se ha convertido en uno de los estilos contemporáneos más aplaudidos.

La decoración industrial gusta de mostrar la desnudez de la arquitectura, dejando tuberías a la vista, conducciones, techos con vigas y demás elementos que forman parte de la esencia misma de toda construcción. Si estás pensando en reformar tu casa y buscas un estilo atemporal, capaz de combinar con diferentes corrientes creando ambientes con personalidad propia, el diseño industrial es una opción a tener muy en cuenta. ¿Aún no conoces los encantos de la decoración industrial? Ahí van algunas claves básicas para no perder detalle.

Estilo industrial

Una de las señas de identidad del diseño industrial en decoración de interiores es la apuesta por el espacio abierto. La ausencia de límites físicos en forma de paredes o, lo que es lo mismo, el diseño open concept encuentra en el estilo industrial a uno de sus máximos exponentes. La luz recorre las estancias creando atmósferas salpicadas de detalles que, en ocasiones, trasladan una decadencia muy característica, cortesía de los accesorios, muebles de estilo industrial y los materiales.  

Es, precisamente, el capítulo de los materiales el que ocupa un lugar destacado dentro del diseño industrial. Los ambientes que abrazan esta tendencia son proclives a incluir, entre otras, paredes de ladrillos u hormigón, tuberías a la vista, madera sin tratar, detalles en hierro forjado o una particular decoración en acero.

La materialidad de los espacios es clave en el diseño industrial que, por otro lado, también ofrece singularidades en lo que a la paleta cromática se refiere. En líneas generales, la decoración industrial tiende a emplear tonos neutros como el blanco, el negro o el gris que, en ocasiones, pueden completarse con azules oscuros o marrones. Si estás pensando en emplear tus paredes para darle a tus ambientes un estilo industrial, el asesoramiento de un experto puede ayudarte a encontrar la mejor combinación entre revestimientos y colores para que la fusión sea perfecta.

Muebles industriales

Otro de los capítulos importantes dentro del diseño industrial tiene que ver con el mobiliario. Si bien es cierto que en todas las corrientes hay ciertas piezas características, en el caso de los muebles industriales, más que elementos en concreto hay que hablar una vez más de materiales. La singularidad de este tipo de creaciones, ya sea en forma de muebles a medida, piezas de diseño o elementos reciclados, viene dada precisamente por el uso de madera sin terminar, esto es, en su versión más natural. Junto a ella, sobran los ejemplos de piezas que añaden a esta materia prima una estructura de hierro forjado o una decoración en acero que, en cualquier caso, no hacen sino reforzar esa esencia de diseño industrial tan característica.

La funcionalidad es clave a la hora de elegir los muebles industriales y es que, como el minimalismo, esta corriente comparte, en cierta medida, la idea del menos es más y el gusto por las decoraciones sencillas. Sin embargo, eso no significa renunciar a accesorios y objetos decorativos que, manteniendo el gusto por la materialidad, suman atractivo a cualquier estancia. Unas sencillas estanterías a medida, un recibidor diseñado a base de muebles industriales vintage o el mítico sofá chéster de cuero (otro de los materiales por excelencia en diseño industrial) pueden ser todo lo que necesitas para reformar tu casa y dotarla de esas reminiscencias de los lotfs neoyorkinos de los años 50. 

La importancia de la luz

Completando las claves del diseño industrial hay que hablar de la iluminación. Instalar grandes ventanales, tirar tabiques y optar por paredes de ladrillo visto son cuestiones que te ayudarán a dotar tus interiores de una decoración industrial pero si quieres conseguir un cambio integral o, sencillamente, añadir detalles de diseño industrial en alguna estancia, no puedes dejar pasar la oportunidad de abordar el capítulo de la iluminación.

El estilo vintage es muy característico de las lámparas de estilo industrial que, como no podía ser de otra manera, se presentan en diseños metálicos, acabados en cobre o acero y en multitud de formas y tamaños. Las piezas artesanas fabricadas con materiales reciclados o propios del upcycling design, también tienen cabida en cualquier ambiente de estilo industrial, lo mismo que las míticas bombillas Edison. 

¿Listo para reformar tu casa y darle un diseño industrial lleno de carácter?

Recibe presupuesto gratuito para las reformas y reparaciones de tu hogar.

Pide presupuesto gratis