Los errores más comunes que puedes cometer al reformar tu casa

Repair4U - Los errores más comunes que puedes cometer al reformar tu casa

El resultado final de una reforma depende, en buena medida, de trabajar con los profesionales apropiados

Llevar a cabo la reforma de una casa es un proceso que, si bien puede reportarte muchas satisfacciones, no está exento de sinsabores. La mayoría de los problemas que pueden surgir antes, durante o después de una reforma tienen que ver con falta de previsión, el desconocimiento o la falta de control. Trabajar con los profesionales de Repair4U te ayudará a conseguir unos resultados a la altura de tus expectativas y minimizar, en cualquier caso, las posibilidades de verte sorprendido por contratiempos inesperados.

Cocina y baño son, con frecuencia, escenarios de todo tipo de intervenciones aunque cualquier habitación de tu hogar es susceptible de someterse a un cambio de imagen. Con independencia de si se trata de una reforma integral o parcial e, incluso, si la idea de darle un aire renovado a tus interiores es, sencillamente, un pensamiento, conocer algunos de los errores más comunes que puedes cometer al reformar tu casa te permitirá anticiparte a situaciones comprometidas y poner remedio antes de que ocurran. ¿Tienes papel y bolígrafo? ¡Toma nota!

Define tus objetivos

El refranero está lleno de sabiduría y buena prueba de ello es aquello de ‘más vale prevenir que curar’. Embriagado por la idea de cambiar la imagen del hogar puedes caer en el primero de los errores al reformar tu casa: no tener claro qué quieres conseguir. Sí, parece poco razonable empezar una reforma sin definir tus objetivos pero la realidad es testaruda y son muchos los proyectos que comienzan sin un planteamiento claro.

Esa falta de definición puede ser el origen de multitud de problemas, no sólo en materia de inversión, sino también en lo que al resultado final se refiere. No es que no puedas ir añadiendo ideas conforme avance tu reforma sino, más bien, que tengas claro qué quieres conseguir. La permeabilidad de tu proyecto dependerá de distintos factores pero si no estableces un punto de partida y un fin, los resultados pueden ser desoladores.

La importancia del presupuesto

Cualquier reforma que emprendas, ya sea un cambio integral en la cocina, el cambio de la bañera por un plato de ducha, el saneamiento de la instalación eléctrica o, sencillamente, un nuevo color para tus paredes, supondrá una inversión más o menos considerable. Definir el presupuesto es una de las cuestiones principales a la hora de intervenir en el hogar pero ¡ojo! No contemplar en el mismo un capítulo para posibles arreglos de última hora o problemas inesperados puede dar al traste con tus planes de reforma.

Calendario y seguimiento

Tanto si vas a realizar la reforma en una casa habitada como si la planteas antes de entrar a vivir, marcar un calendario es una cuestión imprescindible. Como en el caso del presupuesto, habrás de tener en cuenta los imprevistos. No obstante, sé realista con los plazos y no caigas en el error común al reformar la casa de no estar pendiente de la ejecución.

La falta de control suele ser sinónimo de fuga de ‘capitales’ y demora en los tiempos así que, antes de empezar, define claramente en el proyecto todas las cuestiones relativas al desarrollo (así como materiales e inversión) para acometer una reforma sin sorpresas.

Cuidado con las ofertas

A nadie le amarga un dulce (otra de las grandes frases de la sabiduría popular). Sin embargo, a la hora de hablar de reformas, tratar de ahorrar más de lo razonable puede salirte caro. No es que no puedas encontrar soluciones adaptadas a tu bolsillo, sino que has de comparar presupuestos y, antes de decidirte por uno u otro, valorar cuestiones como la calidad de los materiales, los plazos o la experiencia de los profesionales.

Consultar referencias o dejarte aconsejar por quienes han tenido experiencias anteriores con unos u otros expertos puede ser punto de partida. De igual modo, atender a las recomendaciones de los profesionales, una vez seleccionados, es la mejor garantía de éxito.

Cuidado con las licencias

“No, es una cuestión menor así que no creo que haya problemas”. Seguro que has escuchado esta u otra afirmación similar de vecinos, amigos o conocidos decididos a emprender una reforma pero ¿sabes qué? Obviar la burocracia local es uno de los errores más comunes que puedes cometer al reformar tu casa.

No contar con los permisos apropiados implica estar expuesto a sanciones importantes por parte de la administración, eso por no mencionar que, en caso de accidente en el transcurso de la obra, puedes tener problemas más serios.

Elige a los profesionales apropiados

Otro de los errores frecuentes a la hora de emprender una reforma es errar en la elección de quienes serán los encargados de plantearla y/o ejecutarla. Como decíamos, las referencias son un punto de partida interesante a la hora de elegir, no en vano, la experiencia es un grado.

Los profesionales de Repair4U no sólo te facilitarán un presupuesto detallado en base a lo que necesites sino que, además, resolverán todas tus dudas y te asesorarán para que tu proyecto se desarrolle con todas las garantías. ¿Listo para emprender tu reforma?

¡Consúltanos!

Recibe presupuesto gratuito para las reformas y reparaciones de tu hogar.

Pide presupuesto gratis