Obra seca o cómo reformar tu casa sin obras

Repair4U - Obra seca o cómo reformar tu casa sin obras

Transformar tu hogar sin necesidad de complicaciones es posible gracias a una amplia selección de materiales que te ahorrarán tiempo y esfuerzo

Pensar en transformar la imagen de tu hogar implica, en la mayoría de las ocasiones, una preocupación derivada de las incomodidades que suelen acompañar a cualquier obra. Sin embargo, la tarea puede resultar tan sencilla como reconfortante apostando por los recursos apropiados. La llamada obra seca no es sino la utilización de técnicas tales como el encastrado, pegado o clavado de materiales que no necesitan tiempo de secado. En la práctica, esto se traduce en una merma considerable de los inconvenientes de las reformas tradicionales.

Apostar por reformar tu casa sin obras es rápido y fácil, ofreciendo unos resultados capaces de sorprender y satisfacer con creces tus expectativas. Ya no tendrás que abandonar tu casa para dejar trabajar a los albañiles durante semanas, sino que podrás convivir con sus tareas y disfrutar de la transformación en un tiempo récord.

La inversión es otro de los atractivos fundamentales de la obra seca y es que, en líneas generales, se trabaja con materiales económicos y de fácil instalación. Estas características implican, además, un presupuesto menor a destinar a mano de obra alfo que, sumado a la reducción de los tiempos, perfila esta alternativa como una opción a tener muy presente a la hora de reformar el hogar.   

Los materiales más populares

Los materiales son, sin duda, la piedra angular de cualquier reforma que apueste por la obra seca. En la actualidad, el mercado ofrece incontables soluciones que, en definitiva, son ligeras, resistentes y económicas. Aunque las placas de yeso son las más populares, existe un amplio catálogo de revestimientos y materias primas que puedes emplear en tu obra seca, entre ellos, destacan:

  • Placas de yeso: Seguro que has oído hablar del pladur o, lo que es lo mismo, las placas de cartón yeso. Se trata de uno de los materiales más versátiles que puedes emplear en una obra seca y se presenta en multitud de grosores. Además de una sencilla instalación ofrecen multitud de aplicaciones en paredes, techos o como materia prima del mobiliario.    

  • Madera: Si buscas dotar a tus interiores de una calidez incontestable, la madera es el material perfecto para tu obra seca. Puedes aplicarla en todo tipo de superficie ya sea paredes, suelos o techos sin necesidad de acometer grandes intervenciones. Además, encontrarás diferentes acabados ya sea madera natural, tableros DM u OSB.   

  • Materiales vinílicos: Especialmente indicados para el suelo, los materiales vinílicos son un pavimento más que recomendable para instalar sobre los existentes siempre que su textura original no sea rugosa.

  • Tarima: Otra de las grandes aportaciones al universo de las reformas ha sido la introducción de la tarima. Este tipo de suelos puede instalarse sobre los originales con excelentes resultados ofreciendo, además, la posibilidad de colocar calefacción radiante.

  • Placas metálicas: Al igual que las planchas de pladur, las placas metálicas son un revestimiento moderno y práctico para revestir sin tener que eliminar los materiales originales.

Consideraciones básicas

Pese a que una obra seca implica menos inconvenientes (a efectos de convivencia) que una reforma tradicional, lo cierto es que, como cualquier intervención en el hogar, requiere de una buena planificación. La sencillez e inversión que supone puede invitar a extender su práctica a varias habitaciones por lo que, antes de empezar, es recomendable responder al qué, cómo, dónde y cuánto.

El punto de partida es decidir qué es lo que quieres renovar y, a partir de ahí, estudiar los materiales disponibles y los efectos que unos u otros pueden proporcionarte. La mayoría se instalan sobre superficies originales por lo que habrás de analizar el estado inicial para evitar problemas a futuro. Aclarado este capítulo, el asesoramiento experto te ayudará a materializar tu proyecto apostando, no sólo por los mejores materiales en cada caso, sino también delimitando plazos y presupuesto para que no haya sorpresas.

Ideas para una obra seca en las habitaciones de tu hogar

Cocina

Pintar los azulejos es una fórmula que gana adeptos aunque también puedes optar por soluciones económicas y rápidas como suelos autoadhesivos o laminados de imitación a madera.

Baño

Vinílicos, microcemento o yeso laminado son algunos de los materiales favoritos para las obras en seco en el baño. Recuerda elegir siempre alternativas que, más allá de la estética, den respuesta a las condiciones particulares de humedad de esta habitación.

Salón

El salón ofrece un escenario perfecto para dejar volar la imaginación y acometer transformaciones increíbles introduciendo, por ejemplo, tarima en el suelo o boiserie para las paredes.

Dormitorio

Pintura pizarra para dormitorios infantiles, muebles de obra fabricados en yeso o vinilos en paredes y suelos son algunas de las alternativas preferidas para dar un aire renovado al dormitorio.

 

Inversión, sencillez y resultados son los tres pilares sobre los que se asienta la obra seca pero, no olvides que, para garantizar un proyecto de éxito, la clave está en contar con buenos profesionales. Solicita presupuesto sin compromiso y prepárate para enamorarte de nuevo de tus interiores.

Recibe presupuesto gratuito para las reformas y reparaciones de tu hogar.

Pide presupuesto gratis