Cómo prevenir el mal olor de las tuberías

Repair4U - Como prevenir el mal olor de las tuberias

Desde trucos caseros a labores de mantenimiento por la intervención de un fontanero hay multitud de remedios para combatir el olor a alcantarilla en casa

Entrar en casa y respirar el aroma a hogar puede convertirse en una auténtica pesadilla si lo que inhalas es el mal olor a tuberías. Sí, las cañerías constituyen uno de los elementos básicos de cualquier instalación pero también uno de los escenarios más perturbadores. En el baño, la cocina, el aseo… Su presencia puede estar concentrada en una única zona o repartida por toda la vivienda y el olor a alcantarilla en casa es, cuanto menos, desagradable.

La prevención se antoja una de las fórmulas más apropiadas para luchar contra el mal olor de las tuberías aunque, en ocasiones, el problema no se ataja hasta que no se hace presente. La gravedad del asunto depende del momento exacto en el que te decidas a plantar cara al problema y, en ocasiones, la demora puede implicar la necesidad irremediable de buscar la ayuda de un experto.

No hay por qué alarmarse. De hecho, cómo quitar el mal olor de las tuberías es una cuestión muy frecuente ya sea por un hedor que procede del baño, malos olores en tuberías bajantes o un inquietante aroma cuyo origen no está demasiado definido. ¿Necesitas apoyo logístico para acabar con el olor a alcantarilla en casa? ¡Saca papel y lápiz!

1. Mantenimiento

En términos de prevención, el mantenimiento es fundamental para plantar cara al mal olor a tuberías. Lo mismo da que el problema tenga que ver con el baño que con la cocina, escenarios proclives a ser el origen de estos hedores incómodos. En cualquiera de ellos conviene que, con mayor o menor frecuencia, lleves a cabo las siguientes tareas:

- Revisar la instalación: una mala ventilación puede ocasionar problemas relacionados con el olor a alcantarilla en casa. 

- Sellado de las tuberías: Filtraciones y pérdidas en las cañerías pueden ocasionar problemas de humedad que, a la larga, también propician malos olores y hasta problemas para la salud.  Asegurarse del correcto sellado de las tuberías de baño y cocina es fundamental para evitarlo.

2. Un uso apropiado

Hacer un uso racional de las instalaciones es otra de las claves para prevenir el mal olor a tuberías en el hogar. Aunque, en líneas generales, todo el mundo tiene clara la función de las cañerías y demás elementos que forman parte de la red, no está de más recordar aspectos tales como:

- Limpiar el bote sifónico o sifón: Su función principal es evitar que el mal olor a tuberías suba por las mismas y termine expandiéndose por toda la casa. Sin embargo, en ocasiones pueden quedar restos atrapados en su interior que neutralicen su función. Para evitarlo basta con retirar el tapón una vez al mes, limpiarlo en profundidad y comprobar que todo funciona correctamente.

-  No tirar residuos por los desagües o sanitarios: Cada elemento del hogar tiene una función determinada y, desde luego, las cañerías no son lo más apropiado para deshacerte de restos de comida o similares. Emplearlas a modo de contenedor no hará sino ocasionarte problemas tanto de malos olores a tuberías como de atascos. Tener que desatascar el fregadero de la cocina será el menor de tus problemas si realizas estas prácticas.

- Uso frecuente: En contra de lo que pueda parecer, las cosas que no se usan tienden a deteriorarse más rápidamente y, en el caso de las tuberías, esa  falta de frecuencia de uso puede implicar el surgimiento de ese olor a alcantarilla en casa.

3. Remedios caseros

Tanto si estás buscando la respuesta a cómo quitar el mal olor de las tuberías como si piensas, sencillamente, en evitar ese olor a alcantarilla en casa, la sabiduría popular puede serte de gran utilidad. Al margen de los productos químicos creados específicamente para desatascar el fregadero de la cocina, el baño o luchar contra el hedor propio de las cañerías en general, los remedios naturales son grandes aliados en la tarea. Entre los más populares puedes encontrar:

- Vinagre blanco y bicarbonato: La mezcla es efectiva tanto para prevenir el mal olor de las tuberías como para ponerle fin. Basta con echar unas cucharadas de bicarbonato por el desagüe y, a continuación, una mezcla de agua y vinagre hirviendo. Déjalo actuar unas horas y ¡voilà! Adiós al olor a alcantarilla en casa.

- Limón: Es una de las tareas de prevención más populares y consiste, únicamente, en verter zumo de limón en las tuberías. Dada su acidez y naturaleza astringente, no sólo te protegerá de  malos olores sino que, además, mantendrá limpias tus tuberías.

- Otros remedios naturales: El capítulo de remedios caseros populares para luchar contra el mal olor de las tuberías se completa con el café y la levadura de panadero que, como en el caso del zumo de limón, actúan de manera similar. Eso sí, la mezcla caliente de levadura de panadero y agua debe aplicarse y dejarla actuar durante la noche.

¿Has probado todos y cada uno de estos trucos para luchar contra el mal olor de las tuberías y nada te da resultado? Deja de darle vueltas y contacta con un profesional capaz de poner fin al olor a alcantarilla de tu casa.    

Recibe presupuesto gratuito para las reformas y reparaciones de tu hogar.

Pide presupuesto gratis