¿Qué tipo de suelo elegir?

Repair4U - Consejos para elegir suelo

La elección del suelo es una parte fundamental del diseño de tus interiores que, en buena medida, depende de tus gustos particulares y presupuesto

¿Estás pensando en cambiar la imagen de tu hogar? ¿Buscas darle a tu salón, dormitorio, cocina o baño un aspecto diferente? Si estás decidido a emprender un proyecto de reforma, la elección del suelo es un buen punto de partida. Decantarte por un pavimento u otro tiene mucho que ver con el resultado que quieras conseguir en tus interiores. Tus gustos particulares, el presupuesto o el estilo que quieras implementar son algunos de los aspectos que tendrás que tener en cuenta a la hora de optar por una u otra solución.

La aportación estética de los diferentes tipos de suelo existentes en el mercado es incuestionable. Dicho esto, el asesoramiento de un buen profesional es una garantía de éxito en tu proyecto, no en vano, serán los expertos quienes mejor puedan orientarte en base a tus necesidades y su experiencia.

Factores a la hora de elegir el pavimento perfecto

Antes de sumergirte en el universo de posibilidades disponibles para el suelo de tu hogar, te será útil establecer algunos criterios básicos sobre los que asentar la elección:

  • Estilo y preferencias: Está claro que tus gustos particulares y el estilo decorativo de tus interiores serán determinantes para elegir con acierto el tipo de suelo. Lo ideal es dar cierta unidad al conjunto aunque, apostar por diferentes pavimentos es una manera original de delimitar espacios en un momento en el que la corriente open concept apuesta por la eliminación de las paredes.

  • Un suelo para cada habitación: En función de la estancia que estés decidido a reformar, irá mejor un pavimento u otro. No es lo mismo la calidez que demanda un dormitorio, que el tránsito que ha de soportar el salón o la resistencia que debe ofrecer un suelo expuesto a las manchas o el agua en cocina o baño.

  • El presupuesto: La inversión a realizar es otro de los pilares sobre el que asentar la elección de los suelos. Siempre que den respuesta a tus necesidades funcionales y estéticas, no es necesario acometer un desembolso desmesurado. Tampoco te vuelvas loco eligiendo muchos pavimentos diferentes, la elección de uno o dos tipos, a lo sumo, te ahorrará costes y dotará a tus interiores de un equilibrio muy atractivo. Si tienes dudas, consulta distintos presupuestos para hacerte una idea de cuánto costará el proyecto que tienes en mente.

  • Otras claves: Las condiciones de temperatura, la incidencia de la luz o la base de instalación también pueden determinar cuál es el mejor suelo para tus estancias.

Repair4U - Profesional instalando suelo de tarima

Tipos de suelo

Conocer de cerca las opciones disponibles en el mercado es básico para dar con el tipo de suelo más apropiado para tus interiores. Entre los más populares puedes encontrar:

  • Suelos de madera: De roble, haya o pino, generalmente, los suelos de parquet han sido, durante años, la opción preferida en multitud de hogares. La calidez que aportan a los interiores es incuestionable, lo mismo que su naturaleza como aislante térmico. Sin embargo, su precio superior y mantenimiento son dos aspectos a tener en cuenta a la hora de decantarte por esta opción.
  • Tarima flotante: Este tipo de suelo ofrece unos acabados similares a los de la madera y su popularidad ha crecido, en buena medida, por ofrecer una alternativa más económica a los tradicionales suelos de parquet. En ambos casos, no son muy recomendables en cocinas y baños, dada su propensión a sucumbir a los efectos del agua, aunque en la actualidad, es posible aplicar tratamientos anti humedad que garanticen su durabilidad.
  • Baldosas de cerámica: Están disponibles en multitud de acabados, colores y formas y, al contrario que los anteriores, encajan a la perfección en todo tipo de baños y cocinas. Su resistencia y fácil mantenimiento contrarresta su compleja instalación que, en cualquier caso, ofrece unos resultados duraderos y atractivos.
  • Microcemento u hormigón: En plena fiebre por los ambientes industriales, el pavimento de microcemento u hormigón gana adeptos. Es una opción que requiere menos inversión que las anteriores aunque su instalación es más complicada por lo que es necesario contar con buenos profesionales para conseguir unos resultados óptimos.
  • Vinílicos y de linóleo: Entre las opciones más económicas en materia de pavimentación puedes encontrar los suelos vinílicos y los de linóleo. Los primeros están fabricados a partir de PVC y, aunque comparten con los segundos su precio atractivo y resistencia, en lugares de mucho tránsito pueden terminar por rayarse o perder color. Los suelos de linóleo, por su parte, están hechos a base de materiales naturales aunque su mantenimiento es más complejo.

Rústicos, modernos, clásicos, industriales… Sea cual sea el ambiente que quieras renovar, recuerda que el tipo de suelo que hagas te ayudará a crear una atmósfera acogedora, en definitiva, un espacio cálido en el que puedas entonar el mítico “hogar, dulce hogar”.

Recibe presupuesto gratuito para las reformas y reparaciones de tu hogar.

Pide presupuesto gratis