Consejos para reformar un piso con la intención de alquilarlo

Repair4U - Consejos para reformar un piso para alquilarlo

Realizar pequeñas reformas y reparaciones te ayudarán a incrementar el valor de tu vivienda si buscas poner tu piso en alquiler con buenos resultados

Una reforma no es sólo la fórmula más apropiada para darle un aire renovado a tu casa o solventar pequeños desperfectos causados, fundamentalmente, por el uso o el  paso del tiempo. Las actuaciones en el interior de una vivienda pueden responder a diferentes motivaciones que, poco o nada, tengan que ver con el hecho de cambiar la imagen de sus habitaciones por mero placer estético. En la práctica, realizar pequeñas reformas es una manera perfecta de revalorizar un inmueble, algo muy seductor, sobre todo, si estás pensando en alquilar tu piso.

En función del estado de la casa en cuestión, el presupuesto o los planes que a medio largo plazo tengas para la vivienda habrás de realizar unas u otras tareas. No obstante, sean cuales sean las dimensiones de estas labores, ten claro que se tratará de una inversión que recuperarás una vez hayas alquilado el inmueble.

Grifos, luces, paredes o suelos son solo algunos de los escenarios sobre los que, habitualmente, hay que actuar cuando pensamos en rentabilizar una vivienda. Si no sabes por dónde empezar, saca papel y lápiz y toma nota de estos consejos para reformar un piso con la idea de alquilarlo.

1. Pon a punto tus instalaciones

¿Recuerdas ese grifo que pierde agua desde hace meses? ¿Aquel enchufe que dejó de funcionar la última primavera? ¿La lámpara que sucumbió al último envite del pequeño de la casa? Sí, ha llegado el momento de poner solución a todas ellas. Antes de lanzar tu vivienda al mercado del alquiler, no olvides revisar la instalación eléctrica y realizar esas pequeñas reparaciones en materia de fontanería.

2. La importancia de las paredes

Cambiar el color de las paredes o, sencillamente, aplicar una mano de pintura para devolver a los muros interiores del hogar el esplendor de antaño es una práctica que trasciende del mero interés del arrendamiento. No obstante, poner atención al estado de los mismos es otro de los consejos que debes tener presente para revalorizar tu piso si estás pensando en alquilarlo.

3. Revisa todos los electrodomésticos

¿Imaginas lo que sería vivir sin lavadora? ¿Y sin frigorífico? ¿Sin la comodidad de un microondas? Pequeños y grandes electrodomésticos son una parte fundamental del día a día en el hogar y constituyen un valor al alza dentro de un piso en alquiler. Por eso, más allá de las reformas que emprendas para preparar la vivienda, no olvides hacer una revisión profunda de estos aparatos y, si es necesario, contactar con un profesional para solventar averías o similares.

4. Una limpieza profunda

La primera impresión es la que queda o, al menos, eso dice el saber popular. Discusiones sobre la veracidad de la afirmación al margen, lo cierto es que, a la hora de alquilar un piso, la decisión suele basarse en lo que percibimos a simple vista. Además de constatar el buen estado de los interiores, ya sean paredes, ventanas, muebles o similares, un piso limpio y ordenado resultará más atractivo que un inmueble que no atienda a esa organización perfecta.

Si quieres garantizar unos resultados satisfactorios sin tener que dedicarle muchos esfuerzos, siempre puedes apostar por contactar con profesionales de limpieza que dejarán tu piso en perfecto estado de revista para la visita de tus potenciales inquilinos.

5. Home Staging

Otro de los consejos útiles para reformar tu piso con idea de alquilarlo tiene que ver con una práctica relativamente nueva. Las técnicas del home staging han ido ganando adeptos en los últimos años. En esencia, se trata de una serie de prácticas encaminadas a revalorizar cualquier vivienda destinada a la venta o el alquiler apostando, en cualquier caso, por potenciar los puntos fuertes y minimizar las debilidades.

Los profesionales del sector basan su labor en cuestiones como despersonalizar la construcción, ordenar y despejar los interiores, limpiar, acometer las pequeñas reparaciones que puedan ser necesarias así como organizar el espacio y armonizarlo.

Como ves, existen muchas maneras de incrementar el valor de tu casa a través de pequeñas reformas y reparaciones. Contar con los profesionales apropiados te ayudará a conseguir los mejores resultados con una inversión adaptada a tus necesidades. ¿Hablamos?

¿Estás pensando en reformar una vivienda total o parcialmente? ¡Pregunta a nuestros profesionales! 

Artículos relacionados